martes, 15 de marzo de 2011

Una sonrisa que hace olvidar las penas

Hoy ha sido un día durillo por mi ciatica que aún no termino de espabilarme pero dentro de lo malo he tenido uno de los momentos mas bonitos de mi vida.
El viernes pasado tuve que visitar a una clienta para cobrarle unos recibos, cuando me abre la puerta me recibe su hija con una sonrisa de oreja a oreja. Si a eso le sumamos a que es una niña super tierna ya no hay mas que decir. La pequeña tiene síndrome de Down, pero sin conocerme de nada me dio un abrazo cuando me fui que salí de la casa llorando.

Hoy lunes he tenido que volver a llevarle unos documentos, estaba deseando que llegase ese momento, el volver a ver a Yanira. Esta mañana le había comprado una escoba y un recogedor de juguete puesto que vi que tenia uno el día que fui y no dejaba de enseñármelo. Ver la cara que ha puesto al dárselo no tiene precio, me da rabia la gente que los desprecia por como han nacido, pero son las personas mas tiernas que he conocido en mi vida. No se si volveré a verla algún dia, pero seguro que irá conmigo frecuentemente en mi corazón, le deseo todo lo mejor que se lo merece.

1 comentario:

Por favor, no dejar comentarios con links ya que no serán publicados.

Gracias por tu comentario.

Visitantes